Saltar al contenido
Mascotas CanandCam | Salud Consultas

Mantener a los perros seguros al aire libre

Última actualización: 7 noviembre, 2017
Por:
Mantener a los perros seguros al aire libre

No hay nada mejor para los dueños de perros que llevar a su amigo de cuatro patas a dar un paseo, mientras la nueva temporada comienza a ponerse en marcha.

Antes de que los relojes retrocedan y el clima frío se instale, ¿por qué no aprovechar la oportunidad de explorar grandes escapadas por todo el país que a usted y su perro les encantará descubrir en un hermoso día de otoño? Vale la pena recordar que mientras usted y su perro disfrutan del aire libre, hay otros animales y ganado que también disfrutan de su entorno, por lo que es una buena idea familiarizarse con el código de campo, y si es necesario, asegurarse de que su perro tenga ventaja.

A medida que se acercan las tardes y la temporada cambiante de días lluviosos e incluso hielo, aguanieve y nieve, es importante tomar algunas precauciones cuando se aventure con su perro:

  • Clima: los días de otoño suelen ser oportunidades hermosas para aventurarse al aire libre y disfrutar del cielo brillante y la naturaleza colorida, sin embargo, el clima puede cambiar rápidamente, por lo que es una buena idea verificar el pronóstico con anticipación para asegurarse de que esté bien preparado.
  • Visibilidad: en la medida de lo posible, apunte a rutas abiertas y bien iluminadas. Usar una ropa de alta visibilidad tanto para usted como para su perro es una buena idea y llevar una linterna es sensato si va a salir por la noche. Si ingresa a un área de terreno sin pavimentar, camine a su perro en el lado más alejado de la carretera contra el flujo de tráfico.
  • Calor: los abrigos tanto para ti como para tu perro pueden ayudarte a mantenerte caliente y seco en climas inclementes. Si es particularmente lluvioso, vale la pena tener un suministro de toallas secas y abrigos de repuesto en el automóvil para cambiarse después de su caminata y calentarse.
  • Piel: el pelaje de tu perro ayudará a mantenerlo caliente durante el clima más frío, por lo que es mejor evitar recortar demasiado su pelaje durante el final del otoño y durante todo el invierno. Sin embargo, mantener el pelo alrededor de los pies corto ayudará a evitar bolas de hielo dolorosas que se acumulan entre los dedos de los pies y las almohadillas
  • Hielo y nieve: cuando el otoño llega a su fin y comienza el invierno, el hielo y la nieve acarrean peligros para los perros. Si su perro corre hacia un estanque helado, no lo siga. Llámelo de vuelta a ti. Si sucede lo peor y el hielo se rompe, anímalo a nadar hacia ti. ¡Evitar que su perro lama el hielo o la nieve también ayudará a evitar que se traben la lengua! Tenga cuidado también con la sal y cualquier anticongelante químico utilizado para derretir el hielo; es posible que desee darle un lavado tibio a las patas de su perro cuando llegue a su casa para evitar que lama cualquier producto químico potencialmente dañino.
  • Las garrapatas no son solo un problema de verano. Pueden estar activas durante todo el año, por lo que vale la pena comprobar al perro cuando regrese, especialmente desde parques o paseos por el bosque. No olvide tratar a su perro regularmente para evitar parásitos no deseados como garrapatas, gusanos y pulgas: hable con su veterinario o con un especialista en el cuidado de mascotas para que le aconseje qué es lo mejor para usar.

Las tardes otoñales y los días invernales ofrecen fantásticas oportunidades para hacer ejercicio vigoroso en un bello entorno. El uso de algunas de las rutas de paseo a medida y el hecho de ser consciente de las precauciones que debe tomar ayudará a mantenerlo a usted y a su mascota felices, saludables y seguros durante el cambio de las estaciones.