Saltar al contenido
Mascotas CanandCam | Salud Consultas

Medicamentos para el dolor seguro para gatos

Los analgésicos son medicamentos que se usan para aliviar el dolor. Hay muchas clases de analgésicos. Todos deben usarse con precaución en gatos.

Medicamentos para el dolor seguro para gatos
Medicamentos para el dolor seguro para gatos

A pesar de que los analgésicos humanos son artículos comunes en el hogar, no se les debe dar a los gatos.

Demerol, morfina, codeína y otros narcóticos están sujetos a regulación y no se pueden comprar sin receta médica. El efecto de estas drogas en los gatos es altamente impredecible. La morfina, en una dosis apropiada para un perro pequeño, produce aprensión, excitabilidad y babeo en el gato. Cuando se excede esta dosis mínima, el gato puede convulsionar y morir. El fentanilo, generalmente incorporado en un parche colocado en la piel, es un medicamento para el dolor que se usa en gatos. De nuevo, nunca lo use sin orientación veterinaria, ya que puede haber efectos secundarios graves.

AINES

La aspirina (ácido acetilsalicílico) es una de una clase de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroideos (AINE). La aspirina con cubierta o con cubierta entérica es un analgésico seguro para uso veterinario en el hogar en perros, pero debe administrarse con extremo cuidado a los gatos. Las dosis pequeñas de aspirina administradas a los gatos pueden producir pérdida de apetito, depresión y vómitos. Una tableta de aspirina al día durante tres o cuatro días es suficiente para causar salivación, deshidratación, vómitos y una marcha asombrosa. Pueden producirse graves alteraciones en el equilibrio ácido-base. La médula ósea y el hígado pueden mostrar signos de toxicidad. El sangrado gastrointestinal es común.

Tenga en cuenta esta toxicidad potencial y use aspirina solo bajo supervisión veterinaria. La dosis recomendada para gatos es de 5 mg por libra (0.45 kg) de peso corporal cada 48 a 72 horas. Una tableta de aspirina para adultos (324 mg) es ocho veces la dosis recomendada para un gato de 8 libras (3,6 kg). Una aspirina para bebés administrada cada tres días es una dosis típica segura para gatos. Solo se debe administrar con alimentos y no con el estómago vacío. A los primeros signos de toxicidad, el medicamento debe ser retirado.

Meloxicam es un AINE relativamente seguro para usar en gatos. Esto también debe usarse solo después de consultar con su veterinario.

Analgésicos tóxicos

Otros AINE, como el ibuprofeno (Motrin, Advil), el naproxeno (Aleve) y otros sustitutos de la aspirina, que se usan para tratar los dolores en los humanos, son tóxicos para los gatos. Además, estos medicamentos no son tan bien tolerados como la aspirina. Sus patrones de absorción son altamente impredecibles en animales pequeños. Esto hace que estos medicamentos sean inadecuados para su uso en gatos.

El acetaminofeno (Tylenol) es otro analgésico que nunca debe administrarse a los gatos. Un gato que recibe incluso la dosis de Tylenol de un niño puede desarrollar anemia hemolítica fatal e insuficiencia hepática.

La butazolidina (fenilbutazona) es un analgésico recetado para caballos, perros y otros animales. Cuando se usa como se recomienda en estos animales, puede ser seguro y efectivo. Cuando se usa en gatos, produce una toxicidad muy similar a la de la aspirina y el paracetamol. Además, la fenilbutazona causa insuficiencia renal. Por lo tanto, no se recomienda su uso en gatos.