Saltar al contenido
Mascotas CanandCam | Salud Consultas

Secreción nasal, estornudos y hemorragias nasales en perros

Una secreción nasal indica un irritante en los conductos nasales. Debido a que los irritantes también producen estornudos, estos dos signos tienden a ocurrir juntos.

Secrecion nasal estornudos y hemorragias nasales en perros
Secrecion nasal estornudos y hemorragias nasales en perros

Los perros emocionados y nerviosos a menudo secretan un moco claro y acuoso que gotea de la nariz. Este tipo de secreción no se acompaña de estornudos y desaparece cuando el perro se relaja.

Cualquier descarga nasal que persiste durante varias horas es significativa. Una secreción clara y acuosa es típica de la rinitis alérgica y viral, mientras que una secreción espesa sugiere una infección bacteriana o fúngica. Una secreción nasal acompañada de arcadas indica un goteo posnasal. Solo se observa una descarga de una fosa nasal con fístulas nasales orales, cuerpos extraños y tumores en la nariz.

Los cuerpos extraños, los tumores y las infecciones bacterianas y fúngicas crónicas pueden erosionar las membranas mucosas y producir una secreción de moco con sangre o una hemorragia nasal. Las hemorragias nasales también ocurren con trastornos hemorrágicos como la enfermedad de von Willebrand y la hemofilia. El trauma, como golpearse la nariz, también puede conducir a una descarga sangrienta. Si ve sangre en la secreción nasal, notifíqueselo a su veterinario.

Los virus del resfrío humano no afectan a los perros. Sin embargo, los perros están afectados por una serie de enfermedades respiratorias graves que inicialmente producen síntomas similares a los del frío humano. Una secreción nasal, junto con una secreción ocular y tos y estornudos, es una indicación de que debe buscar atención veterinaria para su perro. Una secreción amarillenta junto con tos y fiebre pueden indicar influenza canina y debe comunicarse con su veterinario inmediatamente.

Estornudando

El estornudo es un signo temprano importante de irritación nasal. Los estornudos ocasionales son normales, pero si los estornudos son violentos, ininterrumpidos o acompañados de una secreción nasal, es una afección grave y debe consultar a su veterinario. Algunos perros estornudarán si su casa tiene una alfombra nueva o si utilizan nuevos productos de limpieza. Los perfumes, el humo del cigarrillo, la laca para el cabello e incluso las velas perfumadas pueden hacer que su perro estornude.

Estornudar con una secreción nasal acuosa y frotar la cara con las patas es típico de la atopia canina. Un ataque repentino de estornudos violentos, junto con una sacudida de la cabeza y una palmada en la nariz, sugiere un cuerpo extraño en la nariz. Las hemorragias nasales pueden ocurrir después de episodios particularmente violentos de estornudos.

Los estornudos prolongados causan hinchazón y congestión de las membranas nasales. El resultado es un carácter ruidoso o molesto para la respiración del perro.

Hemorragias nasales

Las hemorragias nasales son causadas por cuerpos extraños, traumatismos, infecciones, tumores o parásitos que erosionan las membranas mucosas nasales. Algunos son causados ​​por laceraciones de las fosas nasales o heridas punzantes de objetos como espinas o alambre de púas. Las hemorragias nasales a menudo van acompañadas de episodios de estornudos que agravan el sangrado.

Una hemorragia nasal espontánea puede ser una manifestación de un trastorno de la coagulación generalizado, como la hemofilia o la enfermedad de von Willebrand. La deficiencia de vitamina K es otra causa de hemorragia espontánea. Ocurre con mayor frecuencia con intoxicación por anticoagulantes rodenticidas.

Tratamiento: Mantenga al perro lo más silencioso posible. Aplique una bolsa de hielo envuelta en tela al puente de la nariz. Si la ventana de la nariz está sangrando y el sitio de sangrado es visible, aplique presión constante con una gasa cuadrada.

La mayoría de las hemorragias nasales desaparecen bastante rápido cuando la interferencia se mantiene al mínimo. Si el sangrado no se detiene, o si no hay una causa obvia, lleve a su perro de inmediato a la clínica veterinaria.

Respiración por la boca

Los perros son respiradores nasales y generalmente no respiran por la boca, excepto cuando jadean. La respiración por la boca indica que ambos conductos nasales están bloqueados. En estos perros, no se mueve aire por la nariz, solo a través de la boca. Esto puede no ser obvio hasta que el perro se excite o comience a hacer ejercicio.