Saltar al contenido
Mascotas CanandCam | Salud Consultas

Síntomas de insuficiencia renal en gatos

La insuficiencia renal crónica (IRC) o enfermedad renal es la principal causa de muerte en gatos.

Síntomas de insuficiencia renal en gatos
Síntomas de insuficiencia renal en gatos

Es una de las condiciones más comunes que afectan a los gatos mayores. Típicamente, la insuficiencia renal crónica es progresiva y hay un avance gradual de la enfermedad. Con el tratamiento adecuado, los gatos afectados pueden obtener una mayor calidad de vida y una vida más larga también.

Síntomas de insuficiencia renal crónica en gatos

El primer signo de enfermedad renal en los gatos es generalmente la deshidratación. La mayor necesidad de líquidos y la micción frecuente son los síntomas más obvios de esta afección. Dado que estos síntomas pueden indicar varios problemas de salud, es necesario realizar un análisis de sangre para asegurarse de que el gato padece IRC. Los síntomas ocurren debido a la incapacidad del riñón para concentrar la orina. Otros signos comunes de enfermedad renal en los gatos incluyen: falta de apetito, pérdida de peso, vómitos, debilidad, mal aliento, letargia y depresión.

Causas de insuficiencia renal crónica en gatos

En la mayoría de los casos, se desconoce la causa exacta de la enfermedad renal. Las últimas investigaciones implican que existe una conexión entre la vacunación para el moquillo felino y la inflamación del riñón mediada por el sistema inmune. Se cree que esto puede conducir a insuficiencia renal crónica. Otra causa de IRC podría ser la ingesta insuficiente de agua debido a la dieta de alimentos secos. La dieta seca afecta los riñones y puede conducir a una enfermedad del tracto urinario inferior.

Existen algunas causas comprobadas de insuficiencia crónica en gatos como: enfermedad renal poliquística, tumores renales, infecciones, daños a los riñones por toxinas y glomerulonefritis.

Tratamiento de la insuficiencia renal crónica en gatos

La enfermedad renal es una condición progresiva y fatal. Teniendo en cuenta que la insuficiencia renal crónica conlleva pérdida de células renales y reemplazo por tejido cicatricial, no existe un tratamiento exitoso para la enfermedad.

Si la causa subyacente es diagnosticada y tratable, la progresión de la IRC puede retrasarse. Sin embargo, si se desconoce la causa específica, el tratamiento está dirigido al tratamiento de la enfermedad.

Es importante que el gato afectado se mantenga hidratado mediante una ingesta adecuada de líquidos. Un buen suministro de agua siempre debe estar disponible. A veces es necesario administrar líquidos subcutáneos o intravenosos a un gato que padece una enfermedad renal. Además, los gatos con IRC deben ser alimentados con alimentos caseros o enlatados debido a un mayor contenido de agua que en los alimentos para gatos secos.

La insuficiencia renal crónica se asocia con varias complicaciones tales como: presión arterial alta, anemia y niveles bajos de potasio en la sangre.

Finalmente, el resultado siempre es letal, pero algunos gatos sucumben a la enfermedad más rápidamente que los demás. Con el apoyo y el tratamiento adecuados, puede prolongar la vida de su gato.